3 Consejos para Invertir mejor el Tiempo

San Agustín decía:

 “Qué es el Tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero, si quiero explicárselo a alguien que me lo pregunta, no lo sé”.   

El Tiempo es igual para todos, 24 horas ó 1440 minutos al día. Usualmente decimos voy invertir mejor el tiempo, pero, lo que en realidad tenemos que hacer es manejar mejor nuestras tareas y actividades productivamente en el tiempo.

Frecuentemente, pasan por nuestra mente las siguientes inquietudes:

·         No me alcanza el tiempo para realizar lo que deseo.

·         No sé qué hacer para empezar a mejorar mi tiempo.

·         No tengo tiempo para organizarme.

·         No sé por cuál de mis tareas o actividades debo empezar.

·         Estoy ocupado todo el día y no tengo tiempo para planear el día o mis metas.

Todo esto es normal y puede pasarle a cualquier persona. El reto es… ¿por dónde empezar para invertir mejor el tiempo?

 

1 - Haz una lista de Actividades Diarias.

Seguramente te acordarás de algunas tareas y actividades que hiciste ayer, pero será difícil precisar el tiempo que utilizaste en cada una de ellas, inclusive en aquellas que te distraen y te olvidas del tiempo o te vuelves atemporal.

Por ello, es importantísimo que diseñes una Lista de Actividades Diarias donde establezcas la hora de inicio, la hora final, la descripción básica de las actividades, los minutos utilizados y la prioridad de la actividad (A=Muy Importante, B=Importante, C=No Importante).

(Si deseas una plantilla para hacer tu lista, escríbenos a: info@coachingyproductividad.com)

Estaríamos en un círculo vicioso sino empezáramos con esta sencilla herramienta que puede significar un aumento en la productividad y gestión del tiempo de un 10% a 25%.

Usualmente las personas, profesionales y emprendedores que utilizan esta herramienta quedan sorprendidos de su productividad.

 

2 - Analiza tus Actividades y el Tiempo que dispones para realizarlas.

En la práctica, debes hacer un análisis del tiempo invertido en cada actividad e identificarlo por prioridades (A,B y C).

Puedes encontrar situaciones como: descansos muy prolongados, revisiones de emails, tiempo en Internet, Facebook,  distracciones, exceso de llamadas telefónicas o mucho tiempo en cada llamada, visitas inesperadas, imprevistos, etc. Solo tú lo sabrás.

Un concepto al cual debemos referirnos son las Actividades de Alto Rendimiento. Estas son aquellas que están dirigidas para alcanzar nuestras metas. Por lo cual tenemos que estar bien enfocados en ellas.

 

3 - Pasa del análisis al Cambio

Los dos primeros consejos están dirigidos a crear la lista para llenarla de información y hacer el análisis cómo estás invirtiendo el tiempo actualmente.

El tercer paso es crear un plan de acción para cambiar aquellas actividades que son improductivas, ineficientes, poco importantes, de bajo valor, etc., en actividades de alto rendimiento, que generen resultados y te ayuden a alcanzar tus metas.

 

Aplica estos 3 pasos y tu productividad mejorará de un 10% a un 25%. ¿Te atreves a hacerlo?

Lo que no se puede medir, no se puede controlar y no se puede mejorar” Peter Drucker.